Propuestas de Valor

Los principios que sustentan la estructura y actividades de la FUNDACIÓN POLITÉCNICO BICENTENARIO son:

RESPETO:  Es valorar a los demás, acatar su autoridad y considerar su dignidad. El respeto se acoge siempre a la verdad; no tolera bajo ninguna circunstancia la mentira, y repugna la calumnia y el engaño.

HONESTIDAD:  Es una cualidad humana que consiste en comportarse y expresarse con coherencia y sinceridad, y de acuerdo con los valores de verdad y justicia. En su sentido más evidente, la honestidad puede entenderse como el simple respeto a la verdad en relación con el mundo, los hechos y las personas; en otros sentidos, la honestidad también implica la relación entre el sujeto y los demás, y del sujeto consigo mismo.

PUNTUALIDAD:  Es la disciplina de estar a tiempo para cumplir nuestras obligaciones; sirve para dotar a nuestra personalidad de carácter, orden y eficacia, pues al vivir este valor en plenitud estamos en condiciones de realizar más actividades, desempeñar mejor nuestro trabajo, ser merecedores de confianza.

SUPERACIÓN:  Es el valor que motiva a la persona a perfeccionarse a sí misma, en lo humano, espiritual, profesional y económico, venciendo los obstáculos y dificultades que se presenten, desarrollando la capacidad de hacer mayores esfuerzos para lograr cada objetivo que se proponga.

LEALTAD:  Es un valor que se caracteriza por el desarrollo de relaciones de fidelidad entre los seres y las organizaciones humanas. Hacer aquello con lo que uno se ha comprometido aun entre circunstancias cambiantes. Un valor sin el cual nos quedamos solos y que debemos vivir nosotros antes que nadie.

JUSTICIA:  Es la posibilidad de construir el bien y la capacidad de reconocerlo. La justicia es un valor que inclina a obrar y juzgar, teniendo por guía la verdad y dando a cada uno lo que le pertenece, y lo que le pertenece a cada uno es su realización y su dignidad.

RESPONSABILIDAD:  Es la facultad que tienen las personas para tomar decisiones conscientemente y aceptar las consecuencias de sus actos, dispuesto a rendir cuenta de ellos. Es la virtud o disposición habitual de asumir las consecuencias de las propias decisiones, respondiendo de ellas ante alguien.

GENEROSIDAD:  Es la inclinación a dar y compartir por sobre el propio interés o la utilidad. Se trata de una virtud y un valor positivo que puede asociarse al altruismo, la caridad y la filantropía.

COMPROMISO SOCIAL:  Consiste en involucrarse voluntariamente y profundamente con el bienestar de la humanidad en generales la capacidad de superar la indiferencia y el individualismo para invertir tiempo y capacidades en el bienestar de los semejantes y en el mejoramiento de su entorno.

TOLERANCIA:  Es la expresión más clara del respeto por los demás, y como tal es un valor fundamental para la convivencia pacífica entre las personas. Tiene que ver con el reconocimiento de los otros como seres humanos, con derecho a ser aceptados en su individualidad y su diferencia.