Naturaleza de la Fundación y Reseña historica.

La Fundación Politécnico Bicentenario es una fundación educativa sin ánimo de lucro, sujeta al régimen jurídico previsto en el título 36 del Código Civil Colombiano; tiene por domicilio la ciudad de Soacha (Cundinamarca), en el departamento de Cundinamarca, República de Colombia, y podrá establecer dependencias o secciones académicas o culturales en otras partes del departamento, del país o del exterior, previo cumplimiento de las correspondientes exigencias legales y el establecimiento de los convenios pertinentes según el artículo 02 del estatuto general con fecha del 05 de marzo de 2012.

La Fundación es una institución privada de educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano que entiende la educación como un servicio público. Está organizada como fundación de utilidad común y sin ánimo de lucro, para ofrecer programas de formación técnica y educación continuada de acuerdo al marco jurídico de su carácter.

Nacimiento de la Fundación.

La Fundación Politécnico Bicentenario nació como respuesta a la necesidad académica y de preparación que exige un mundo globalizado y una nación deseosa de convertirse en país con desarrollo propio, independiente y capaz de crear tecnología acorde a sus necesidades y con base en la tolerancia de las diferencias y con respeto a la diferencia de pensamiento y modo de sentir de sus ciudadanos.

El perfil académico se da a través del Acta de Fundación, de las funciones sustantivas de la Fundación (docencia, investigación y extensión), en la selección de los contenidos curriculares y de los métodos de enseñanza-aprendizaje como propósito fundamental y en la resolución de los problemas colombianos.

La sede de la Fundación Politécnico Bicentenario es el municipio de Soacha (Cundinamarca). Con dos programas técnicos propuestos inicialmente, una visión de crecimiento continuo y de calidad en el servicio educativo, es el inicio que hace realidad el proyecto de la nueva Institución.

El nacimiento de la Fundación Politécnico Bicentenario se produjo gracias al ideal de un grupo de personas interesadas en dar vida a una institución de educación técnica que privilegiara la libertad de enseñanza y de aprendizaje por encima de cualquier credo político o religioso. En las discusiones previas a la fundación, se vislumbra el que sería adoptado como lema de la Fundación: Calidad de Educación es Calidad de Vida.